abril 16, 2018

7 preguntas a 7 maestros de Wing Chun (Compilación)

Recopilamos en esta entrada las entrevistas realizadas a 7 maestros de diferentes escuelas/linajes de Wing Chun, a los que les formulamos las mismas 7 preguntas. Acercarnos a estos maestros, a sus escuelas y a sus enfoques sobre el entrenamiento y enseñanza de este estilo de Kung Fu son los principales objetivos de esta serie de entrevistas, que trasladaremos a otras Artes Marciales.

Y estos han sido nuestros invitados:

Sifu Javi Ruiz

Sifu Javi Ruiz, de la escuela Maan Mat Wing Chun. Comenzó su práctica de Artes Marciales en 1999 con Tai Chi Chuan. Un año más tarde se inició en Wing Chun de la mano de Sifu Santiago Pascual. En la actualidad compagina la enseñanza de Wing Chun con el fitness, como entrenador personal y monitor de sala. Colaborador de la revista El Budoka con artículos interesantes sobre este estilo, lanzó un exitoso canal de YouTube para la difusión del Wing Chun.

Sifu Rafael Alins

Sifu Rafa Alins, director de  Stockholm Wing Tsun Academy. Además de Wing Tsun, ha practicado  Karate,  Kick Boxing,  Escrima y BJJ. Sifu Rafa trasmite confianza y serenidad. Sus intervenciones en el Wing Chun Day de España nos permitieron acercarnos a un maestro honesto y cercano, que trabaja con conceptos muy claros y concisos.

Sifu Luis Miguel Montero

Sifu Luis Miguel (Mikel) Montero es el representante en España de la European Ving Tsun Federation (EVTF). Con más de 30 años de experiencia en Artes Marciales, de los cuales 25 practicando Wing Tsun y Escrima. También hizo Karate Sotokai durante 6 años, y Taekwondo 15 años, siendo además seleccionador Guipuzcoano. Seriedad y mucho trabajo es la constante que ha demostrado en sus intervenciones en el International Wing Tsun Day de España.

Sifu Juan Manuel Sanz

Sifu Juan Manuel Sanz es el representante en España de PVT (Pure Ving Tsun), que sigue y honra el legado de Wong Shun Leung. Comenzó su aprendizaje de Artes Marciales en 1982 con Hung Ga, antes de iniciarse en el Ving Tsun de Wong Shun Leung, de la mano de Ah Kai en Almería. Posteriormente continuó con Sifu Santi Pascual, y finalmente con Sifu Jerry Yeung de PVT en Hong Kong. Ha sido, además, competidor en Kung Fu, Muay Thai y Full Contact.

Sifu José C. Casimiro

Sifu José C. Casimiro, dirige en la actualidad Wing Chun Wuyi. Su trayectoria en este estilo arrancó con Sifu Salvador Sánchez, por entonces en la O.E.W.T. de Sifu Víctor Gutiérrez. Posteriormente, continuó su formación en la Wing Tsjun International de Sifu Thommy Luke Boehlig. Comenzó a los 9 años practicando Judo, casi la única opción por aquel entonces. Ha practicado, además, Karate, Kick Boxing , Full Contact, Defensa Personal, SamboSac Jutsu, Brazilian Jiu Jitsu, NinkidoAKGPanantukanJeet Kune DoSilatThai BoxingKajukenboKali – EskrimaKubotanKyusho, etc. y un largo camino en especialidades como la Defensa Policial Operativa en la que ostenta el 5º Dan, Entrenador Nacional III, Violencia de Genero, Protección autoridades.

Sifu José Ortíz

Sifu José Ortíz, con 36 años de práctica y aprendizaje, y 28 de ellos también dedicado a la enseñanza del Wing Chun/Ving Tsun,  es hoy es uno de los nombres destacados de este estilo en España. Ha pasado por diferentes linajes, y desde hace 13 años es discípulo directo del Maestro Chan Chee Man, destacado alumno y amigo de Ip Man. También ha practicado Tai Chi Chuan, estilos Yang y Chen, Chi Kung y Palo Canario con el Maestro Cristin Feo de León, además de alguna aproximación para conocer los sistemas de Kali, Capoeira y BJJ.

Sifu Alfredo Valía

Sifu Alfredo Valía, director técnico de la Asociación de Escuelas de Wing Chun Kung Fu y responsable de Aprende Artes Marciales. Ha sido el creador del reglamento y sistema de competición de Chi Sao, que tuvo su primera edición en el International Wing Chun Day España 2108. Profesional de la enseñanza de Artes Marciales, comenzó como la mayoría de niños de su generación, practicando Judo. Posteriormente practicó Aikido y Jiu jutsu, “hasta que conocí el Wing Tun Kung Fu. Desde el primer día me enganchó la aplicación de principios de combate en lugar de técnicas, su enfoque práctico, la adaptación al adversario, etc.  Y supe que era lo que buscaba.”

1.- ¿Por qué comenzó a practicar artes marciales?

Sifu Javi Ruiz:

Pues realmente fue más bien a raíz de una especie de intuición. No había un motivo claro relacionado con el deporte ni con la defensa personal. Me llamó por lo que intuía que podía aportarme a nivel personal, por el disfrute y lo que movería internamente en mí su práctica. Empecé con el tai chi pero buscaba algo más intenso, más aplicable y por casualidad mi instructor de tai chi me descubrió el Wing Chun. Enseguida supe que era lo que estaba buscando.

Sifu Rafa Alins:

Defensa personal

Sifu Mikel Montero:

Por su exotismo y método de defensa personal.

Sifu Juan M. Sanz:

Cómo la mayoría de mi generación, por Bruce Lee.

Sifu José C. Casimiro:

Desde muy pequeño mis padres me llevaron a practicar Judo. Así en vez de pelear en la calle, lo hacía en el Dojo.

Sifu José Ortiz:

Comencé a los 16 años, pero ya llevaba tiempo interesado por las AAMM y la cultura/filosofía oriental, leyendo todo lo que podía (entonces no había internet). El motivo no es muy específico. Simplemente tenía una atracción por el tema, empecé a practicar y me “enganché”. De inicio no tenía ningún objetivo, como acabar enseñando, solo aprender y mejorar.

Sifu Alfredo Valía:

Con cinco o seis años mi padre me propuso apuntarme a clases de Judo (aún recuerdo ese primer día). No tuve un porqué, sólo quería hacerlo, pero a partir de entonces supe que era lo que más me gustaba hacer.

Practicando Wing Chun
Fig: Entrenando Wing Chun

2.- ¿Y por qué sigue entrenando/enseñando artes marciales?

Sifu Javi Ruiz:

A día de hoy me dedico más a enseñar que a practicar, la verdad. Practico muchas menos horas de las que dedico a su enseñanza. Disfruto transmitiendo el sistema, tomando a alguien que a penas conoce su cuerpo, ni posee ninguna habilidad marcial, e ir comprobando como va mejorando. Conseguir que alguien sea capaz de generar la combinación entre agresividad y relajación que necesita el Wing Chun, es toda una recompensa. No siempre es fácil, y hay alumnos que hacen que tengas que darlo todo para lograrlo, pero siempre es satisfactorio. Por otro lado, personalmente creo que he aprendido casi tanto del Wing Chun en mi fase de instructor, como en mi fase de alumno, se aprende mucho enseñando.

Sifu Rafa Alins:

Salud.

Sifu Mikel Montero:

Reúne mis perspectiva de crecimiento fisico y psíquico.

Sifu Juan M. Sanz:

¿Por qué? Pues porque a título personal, sigo con esa ilusión y porque aún sigo aprendiendo. La razón de enseñar es por el compromiso con mis alumnos, que me motivan día a día a dar lo mejor de mí mismo.

Sifu José C. Casimiro:

Es parte de mi vida. Fue lo que siempre quise hacer, y no comprendería la vida sin mi rutina diaria de irme a hacer lo que me gusta. Tú lo llamas trabajo, yo lo llamo vida. No hay nada más gratificante que crearte una meta a raíz de un nuevo alumno, y verlo crecer junto a ti durante mucho años. Alguno de estos llevan más de 20 años conmigo.

Sifu José Ortiz:

Porque es parte de mi vida, practicando e investigando el Ving Tsun para llegar a la raíz del mismo. Por lo tanto es parte de mi, por eso sigo practicando y difundiéndolo. Además, desde que mi Sifu Chan Chee Man me acepto como discípulo, contraje el compromiso de difundir su enseñanza para preservar el Ving Tsun de Yip Man tal como el lo aprendió.

Sifu Alfredo Valía:

Porque es lo que más me gusta hacer. Disfruto cuando un alumno supera un ejercicio que días atrás no pensaba que fuera capaz de hacer, viendo como transformamos el carácter de los alumnos, como mejoran día a día y disfrutan con lo que hacen. No se me ocurre nada mejor.

3.- ¿Qué percepción tiene de la situación actual de las artes marciales y del Wing Chun?

Sifu Javi Ruiz:

Creo que en general, las artes marciales se han ido extendiendo y mucha gente llega a ellas por una gran diversidad de motivos: desde la búsqueda de un deporte, un pasatiempo, una forma de sentirse seguros aprendiendo defensa personal, o simplemente un entretenimiento.Por último, algunos llegan a ellas buscando algo que los llene y que sea un camino de desarrollo personal. La situación actual del Wing Chun, tengo la impresión que es en cierto modo delicada. Se ha ido conociendo el sistema cada vez más, a raíz en parte a las películas sobre Ip Man, y cada vez se van rompiendo algunas barreras que separaban los linajes. Pero creo que estamos en un momento de impás en que algunas líneas de trabajo se decantan hacia lo “interno”, apostando sobretodo por el chi sao, y distanciándose en parte de la aplicación real de combate, otras intentan desarrollar un ámbito competitivo del Wing Chun, otras intentan tocar todos los ámbitos… Creo que hay una cierta dispersión y que se tomarán diversos rumbos, que conllevan diversos peligros a tener en cuenta. Hay que evitar que el Wing Chun se convierta en un nuevo Tai Chi, es decir, un arte marcial con el que no se puede combatir porqué la práctica más marcial se haya perdido, pero también hay que evitar convertir el Wing Chun en un mero deporte.

Sifu Rafa Alins:

Las Artes Marciales se están admitiendo como un deporte mas. El Wing Chun irá adaptándose como el resto.

Sifu Mikel Montero:

Pienso que las Artes Marciales y el Wing Chun se están alejando de su origen.

Sifu Juan M. Sanz:

Bueno, tras el boom de los 80’s y su posterior decaída, percibo un nuevo auge/ interés a cargo de las nuevas generaciones, lo cual es bueno para las mismas. Eso sí, referente al Ving Tsun, creo que deberíamos unirnos todos en FELODA y aunar esfuerzos y objetivos.

Sifu José C. Casimiro:

La Artes Marciales, como muchas otras cosas, están un poco “sucias”, hay muchísimo intrusismo laboral y mucho maestro del Youtube o de fin de semana. Lo mismo ocurre con el Wing Chun. Se marchan de asociaciones por cualquier motivo, y al día siguiente son autonombrados Sifus de sus propias asociaciones, con lo que perjudican a los que nos dedicamos profesionalmente a esto, pagando nuestros impuestos, y aún después de 43 años sigo formándome. Después, ves chavales con muy pocos años que ya son Sifus, sin respeto a los demás, y sobre todo con una soberbia increíble. Y su trayectoria marcial no pasa de los 10 años en algunos casos. Una verdadera lástima.

Sifu José Ortiz:

Actualmente hay decaimiento por el interés en las AAMM. En la sociedad actual queremos todo de forma rápida y, si puede ser, sin mucho esfuerzo. Y las AAMM es todo lo contrario, de hecho una de los significados de Kung Fu es conseguir la habilidad en algo a través de la práctica continuada.Requiere de paciencia y dedicación para poder modelar tus acciones y modo de pensar/conocer el Arte Marcial que estás practicando. Con el Ving Tsun pasa lo mismo, sobre todo con el Ving Tsun tradicional. Afortunadamente hay una buena base actualmente de instructores y alumnos que aseguran la continuidad del sistema, en sus distintas variantes.

Sifu Alfredo Valía:

Actualmente hay mucha oferta de artes marciales, infinidad de estilos, centros donde practicar, profesores, etc. Esto está muy bien, pero ha creado, en mi opinión, que muchos profesores no valoren lo difícil que es el trabajo que hacemos (trabajamos con la ilusión y la SALUD de nuestros alumnos) y hay muchas personas que con poca formación empiezan a dar clases por sacarse un dinero extra, o por ego (está muy bien que todo el mundo te llame sifu, sensei, maestro, etc.) y falta FORMACION y VOCACION. La falta de formación puede lesionar gravemente o irreversiblemente a un alumno, por ejemplo. El trabajo de profesor/instructor de artes marciales es para personas que estén continuamente estudiando como hacer las cosas mejor, y tiene que ser sobre todo vocacional. Si no te gusta lo que haces, difícilmente lo harás bien.

Rafa Alins Wing Chun
Fig: Impartiendo clase

4.- ¿Cuáles son sus próximos objetivos?

Sifu Javi Ruiz:

Mi objetivo más inmediato es continuar disfrutando de la práctica y la enseñanza del Wing Chun en mi escuela, mantener y hacer crecer el grupo en la zona de Granollers, donde me encuentro. Por otro lado, continuar con un importantísimo proyecto que inicié hace unos años: grabar y compartir gratuitamente todo mi sistema de Wing Chun a través de YouTube (proyecto a través del cual me sigue y me ha conocido mucha gente interesada en el Wing Chun). Por último, deseo seguir exponiendo y expandiendo mi enfoque del Wing Chun a través de las escuelas que diversos de mis alumnos ya han abierto, así como ofrecer ayuda a todo aquel que quiera asociarse con nosotros para abrir una escuela según nuestro método. Mientras haya gente interesada en practicar el Wing Chun según nuestro enfoque, yo estoy interesado en expandir nuestra asociación.

Sifu Rafa Alins:

Seguir usando las Artes Marciales de forma saludable.

Sifu Mikel Montero:

Conocer el Wing Chun en su esencia, Dominar el sistema completo.

Sifu Juan M. Sanz:

Seguir con mi entrenamiento personal y la formación de mis alumnos. También, poder dar a conocer a nivel nacional nuestro sistema, PVT, y a corto plazo, asistir al seminario de mi Sifu Jerry Yeung en Italia, en mayo de este año.

Sifu José C. Casimiro:

Seguir creciendo marcialmente. Seguir montando escuelas por el territorio español, y seguir enseñando lo que he aprendido y mi forma de entender este precioso arte. Ayudar al que me necesite y sobre todo, disfrutar del camino.

Sifu José Ortiz:

Respecto al Ving Tsun, seguir difundiendo el sistema que me han transmitido, mejorando y actualizando los sistemas de entrenamiento para hacerlo atractivo a los alumnos actuales. También pasar el testigo a los instructores de la escuela, para que ellos tengan la oportunidad de desarrollare y disfrutar difundiendo el sistema.

Sifu Alfredo Valía:

Mejorar constantemente. Adaptar nuevos métodos de entrenamiento y acondicionamiento físico al WT. Desarrollar un sistema de competición adaptado al nivel de cada practicante de WT, donde pueda medir sus capacidades. Seguir enseñando y aprendiendo.

5.- ¿Qué caracteriza su linaje o escuela de Wing Chun?

Sifu Javi Ruiz:

Seguimos un enfoque práctico y de aplicación al combate, el sparring es fundamental en nuestra escuela, sin dejar de lado el detalle técnico, como por ejemplo el chi sao. Método de enseñanza progresivo, personalizado y adaptado a las herramientas actuales: introducimos métodos de entrenamiento propios de los deportes de contacto occidentales, pero sin abandonar en ningún momento las técnicas de Wing Chun. Y por último, apertura a todo linaje de Ip Man Wing Chun, no creemos en cerrarnos a aprender de cualquier escuela, y el método que seguimos es fruto de una síntesis de lo que he podido aprender de diferentes linajes, así como de mi propio estudio y análisis del sistema.

Sifu Rafa Alins:

Incluso en la misma línea, todos tienen su interpretación.

Sifu Mikel Montero:

La fluidez y la velocidad.

Sifu Juan M. Sanz:

Nuestro linaje, Wong Shun Leung PVT System, se caracteriza por ser simple, directo y efectivo. Nuestro trabajo se basa a grandes rasgos en:

  1. Simplificar
  2. Poner al oponente en un mal ángulo, no ponernos a nosotros mismos
  3. Reducir los movimientos, no aumentarlos
  4. Uso de nuestra estructura para generar poder
  5. Llegar al objetivo usando el camino más corto, el movimiento más económico y el menor tiempo posible.
Sifu José C. Casimiro:

Intento no romper nada de lo aprendido, técnicamente hablando. Respetar las pautas y lineas que marcan mi Wing Chun conforme lo aprendí, y añadir la parte que pueda faltar bajo mi punto de vista. El día a día y adaptarlo a nuestro tiempos.

Sifu José Ortiz:

Mi linaje proviene de Yip Man y de mi Sifu Chan Chee Man, que fue alumno de este. Chan Chee Man nunca se ha dedicado a la enseñanza formal del Ving Tsun. Ha enseñado a algunos alumnos, pero de forma privada. Por este motivo, y por su forma de concebir el estilo, él enseña lo que aprendió de Yip Man, sin ponerle ni quitarle nada, es decir lo que llamamos hoy Ving Tsun tradicional (para mi solo Ving Tsun). Eso no significa que, igual que él hace en su propio entrenamiento, nos anime ha desarrollar métodos nuevos para mejorar la práctica del sistema. En cuanto a las características concretas, necesitaría mucho espacio para enumerarlas todas. Pero para resumir, expondré la respuesta que me dio mi Sifu cuando le pregunté qué era lo más importante para él en el Ving Tsun: “Ser capaz de desarrollar fuerza estando relajado a través de una estructura corporal y técnica correcta, buscando la simplicidad y siendo lo más directo posible”. En nuestra escuela le damos mucha importancia a la estructura y la forma correcta, pero también a la aplicación práctica que se deriva de esto. Desarrollamos las formas, el trabajo de Chi Sao/Lap sao, pero también enfatizamos en Da Lat Sao o “combate” desde una posición separada, tanto en ejercicios como en aplicación libre.

Sifu Alfredo Valía:

No creo demasiado en los linajes. Al menos, en el sentido tradicional. Es fácil ver como dos maestros de un mismo linaje tienen visiones diferentes de lo aprendido, y su legado es muy distinto el uno del otro. El WT debe de tener una evolución y adaptación en función de tus objetivos y el alumnado que tengas. No es lo mismo enseñar WT a personas que solo quieren mejorar su salud, que a un grupo más enfocado en la defensa personal, por ejemplo. Yo mismo no practico el mismo WT que aprendí, o el que hacía hace diez o quince años, porque mi experiencia me ha hecho cuestionar cosas que antes daba por buenas, pero no dieron el resultado que yo esperaba, y he tenido que cambiar o adaptar, y esto no es malo, es buscar la solución al problema que en ese momento tengas. Creo que una escuela, linaje o como lo queramos llamar, debe basarse más en el trabajo duro y sincero de los practicantes, así como estar al día en la evolución de las ciencias de la actividad física y del deporte, y los nuevos métodos de entrenamiento, que nos permitan hacer más en menos tiempo. Esto es lo que al menos intento transmitir en mi escuela.

6.- Para los que aún no lo hacen, ¿para qué practicar Wing Chun?

Sifu Javi Ruiz:

Tal y como comentaba antes, hay diversos motivos por lo que alguien puede querer practicar Wing Chun. El elemento competitivo hasta ahora era inexistente, aunque empiezan a haber competiciones en las que participar. Practicar un deporte puede ser un motivo, aunque el Wing Chun no es un deporte ni completo ni exigente (nadie se va a poner en forma practicando solamente Wing Chun), sin embargo está claro que comporta realizar ejercicio físico.El Wing Chun, bajo mi punto de vista, no es un sistema de defensa personal, pero puede servir para tal fin, por lo tanto si alguien está buscando sentirse más seguro, practicar Wing Chun es útil, aunque deba complementarlo con conocimiento de grappling y defensa contra armas. Por último, queda el disfrute de su propia práctica. El Wing Chun es un sistema que permite desarrollar y expresar a la vez elementos complementarios de la naturaleza humana: la agresividad y la relajación ante situaciones de ira o de miedo. Creo que el mejor motivo por el que practicar Wing Chun es que veas a alguien entrenando y algo resuene dentro de ti, algo que va más allá de realizar un deporte, un pasatiempo o de aprender a defenderse, algo que te dice que eso te va a ayudar a desarrollarte como persona, por lo que va a mover dentro de ti durante su práctica.

Sifu Rafa Alins:

¿Qué motivos hay para no practicar Wing Chun?

Sifu Mikel Montero:

Que lo conozcan de parte de un buen profesional.

Sifu Juan M. Sanz:

Practicar Ving Tsun aporta múltiples beneficios. Aparte de ser un sistema de defensa personal excelente, hay mucho más. Por ejemplo, la práctica de Chi Sau nos aporta un desarrollo neuromuscular increíble, y si somos capaces de trasladar los conceptos/principios del sistema a nuestra vida cotidiana, nos dará un desarrollo mental sobresaliente.

Sifu José C. Casimiro:

Wing Chun – Kung fu, como ya dice esta palabra, trabajo duro. Tenemos herramientas para todo. Trabajar el tren superior, inferior, suelo y armas. Todas las distancias, y hacer que el practicante se sienta cómodo con nuestro sistema de entrenamiento. Que pueda aprender artes marciales sin tener que estar cambiando de gimnasio para aprender diferentes artes. Ofrecemos un arte completo y seguros de lo que hacemos. Resumiendo, podrás boxear, patear, trabajar suelo, armas y hacerte un artista marcial completo sin salir de este Kwoon.

Sifu José Ortiz:

Es un sistema que se adapta a todo tipo de personas y edades. Por sus características, es un estilo con el que se puede mantener la práctica durante toda la vida. Incluso mi Sifu, después de más de 60 años de práctica, dice que él sigue mejorando su comprensión del Ving Tsun todos los días. No creo que se deba practicar VT con la idea de una posible aplicación “en la calle”, sino como un medio de desarrollo físico, mental y para disfrutar de la práctica y de la mejora propia continuada. Pero si se diera el caso de tener que usarlo, es un sistema directo y rápido para poder resolver una situación de “defensa personal”.

Sifu Alfredo Valía:

Porque es un arte marcial extraordinario. Con una filosofía que fácilmente puedes trasladar a tu vida cotidiana, te sentirás mejor, mejorarás tu salud, las clases no son competitivas y los compañeros serán para ti una nueva familia, lucharás continuamente contra ti mismo, te ayudará a conocer tus limitaciones y como superarlas. Te enseñará a adaptarte a ellas y como sacar partido a las debilidades de tu oponente. Y se me ocurren muchísimas más…

José Ortíz

7.- Por último ¿cuáles son las características que tiene o debe tener, a su juicio, un maestro de artes marciales?

Sifu Javi Ruiz:

Lo primero y más importante pasión por su disciplina, obviamente. Pero esto no basta. Hacen falta una serie de habilidades y cualidades: paciencia, empatía, disciplina. Y por último, ser metódico, disponer de un programa de enseñanza detallado, analítico, progresivo y personalizado para tener un seguimiento de cada alumno. Un buen maestro de artes marciales debe estar dispuesto a ser como un buen escultor, tener paciencia y pulir la piedra en bruto que es su alumno. Eso requiere de dedicación y compromiso por parte del maestro.

Sifu Rafa Alins:

Habilidad y honestidad las más importantes

Sifu Mikel Montero:

Ética, pedagogía y conocimiento.

Sifu Juan M. Sanz:

A mí juicio, la principal sería no abandonar la actitud de ser un estudiante perpetuo y no alimentar nuestro ego. Y por supuesto, tratar a nuestros alumnos como iguales, no como clientes.

Sifu José C. Casimiro:

Creo que habría varias, sin duda me quedo con algunas de estas: Humildad, Respeto, Confianza, Lealtad, Paciencia… si, son valores muy típicos de las artes marciales. Pero en serio, que cada día nos encontramos personas que no cumplen ni siquiera uno de estos requisitos. Amén de los intercambios de grados por dinero y un largo etc., que ensucian la buena labor de otros y el buen trabajo.

Sifu José Ortiz:

Como todo maestro de cualquier actividad, ilusión por lo que enseña, compromiso de mejorar él mismo, de difundir correctamente sus conocimientos, y sobre todo, paciencia y dedicación con los alumnos. Además, debiera transmitir valores que ayuden al alumno en su desarrollo.

Sifu Alfredo Valía:

Principalmente ser una persona curiosa, que constantemente se pregunte como hacer las cosas mejor, como ayudar a que sus alumnos mejoren constantemente, que investigue, que se cuestione siempre lo que sabe. Que sea una persona humilde, ejemplo de lo que dice y enseña.

Jose C. Casimiro
Una vez más, muchas gracias a todos los Sifus entrevistados, por su tiempo, por su atención y disponibilidad. También agradecer al Departamento de Wing Tsun de la Federación Española de Luchas Olímpicas y Disciplinas Asociadas, por el apoyo prestado para realizar esta serie.
Más artículos de la serie: 7 preguntas a 7 maestros de Wing Chun
7 a 7, Entrevistas , , , , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.